Artistas Obras Noticias Otros

Paola Celada

Paola parte casi siempre de un dibujo. Su paleta dulce evoca pasteles
y helados, o su reverso: el negro. Trabajando con el doble potencial
de la inocencia, como un ciego vidente, llega a la imagen con las
manos. En una especie de fiesta de cumpleaños de nadie, la artista
sale al rescate de una espiritualidad perdida y lo hace con glamour:
lo que busca es verdad, cualquiera que ésta sea. Lo resultante es
belleza, una belleza que llega a estas obras sin que nadie la haya
llamado, con la gracia de quien se adentra a confrontar sin temor
colores, texturas, elementos que van cayendo sobre sus dibujos
como una materia incierta que acude al llamado de la imagen.

                                                               XIMENA SUBERCASEAUX