Artistas Obras Noticias Otros

Guillermo Martínez Rochin

La pintura de Guillermo Martínez Rochín es inquietante. Bajo la apariencia de lo tierno, basta profundizar en ella para encontrar un diálogo patente de estímulos visuales. El trabajo evoca, convoca y coloca dentro de un mismo ambiente: el de la imaginación sin límites propia de un artista.

El tratamiento de su obra gráfica nos lleva a descifrar su argumento; academia y accidente, línea y mancha, formalidad y deconstrucción. Todo converge, todo empata. Se trata de la seña de lo concreto, de la forma en totalidad: Gestalt llena de signos y símbolos, unión y comunión de la creatividad, de las artes plásticas y del diseño.

Maestría joven que se potencia y que va en un armónico crescendo, Guillermo Martínez nos muestra que la vida es una tragicomedia posmoderna, selfies transformadas en un falso documental. Su lenguaje personal abraza tanto a nuestra cultura consumista como a la belleza del rostro humano, a las formas abstractas y al nido de la figuración.

César Bernal